¿Cómo marcar los abdominales de una mujer?

Conseguir un abdomen marcado y una cintura bien definida es el sueño de muchas mujeres que se pasan la vida entera buscando lucir su lado más atractivo.

Sin importar la edad, uno de los atributos femeninos más sensuales y provocadores de la anatomía, es sin duda el vientre plano y tonificado.

La buena noticia es que cualquier mujer que se sienta motivada a verse cada día mejor puede tomar la decisión hoy mismo de llegar a tener un abdomen envidiable.

Además de sumar belleza y sensualidad a la mujer, el abdomen tonificado es también sinónimo de una vida saludable.

La cintura bien marcada, aporta estabilidad y fuerza a la columna vertebral, destaca los pechos y realza los glúteos.

Abdomen femenino Vs. el masculino

Para algunos hombres, una barriga prominente no representa un gran problema, mientras que para las mujeres esta misma situación puede suponer todo un dolor de cabeza.

Sin embargo, para algunos amantes del fitness pareciera que lucir los tan deseados cuadritos es cosa sencilla. Incluso, es muy probable que te hayas preguntado ¿por qué hay más hombres que presumen de su “six pack” que mujeres?.

Abdomen femenino Vs el masculino

La verdad es que la naturaleza juega en contra de las mujeres a la hora de querer quemar grasas y marcar musculatura.

La anatomía femenina se ha diseñado pensando en la tarea primaria de concebir y traer un ser vivo al mundo y la carga hormonal presente en las mujeres es un factor determinante que supone una complicación mayor a la hora de perder grasa.

La razón es que las hormonas sexuales femeninas, es decir, los estrógenos, crean tendencia a reproducir contenido graso en el organismo.

Esta función tiene su explicación lógica, si tienes en cuenta que la naturaleza prepara al cuerpo humano de la mujer para un futuro embarazo, haciendo que la grasa se acumule especialmente en caderas, músculos y glúteos.

Pero esto no debe derribar tu ánimo y ganas de conseguir un abdomen de revista, ya que esto no significa que las mujeres no puedan alcanzar la meta.

Solo has de tener en cuenta, que en comparación con los hombres, a las mujeres les llevará más tiempo y dedicación la ardua tarea de conseguir la firmeza soñada en su zona abdominal, ya que éstas suelen generar y almacenar más grasa que masa muscular.

La fórmula que exponen los preparadores físicos para definir esta área, es la siguiente:

  • En mujeres: el nivel de grasa corporal debe estar alrededor del 18%
  • En hombres: este valor debe rondar el 10%.

Métodos más comunes

Toda mujer que tenga como objetivo lucir unos abdominales similares a los de las súper modelos de pasarela o a las celebridades de Hollywood, debe saber que existen muchos medios para conseguirlos.

Algunos requerirán sacrificios, tiempo y dinero. Aquí, algunos de los más comunes:

Cirugías estética y reconstructiva

Muchas han sido las innovaciones que se han presentado para el público fitness, pero la ciencia de la mano con la cosmética ha desarrollado diversas técnicas en quirófano para conseguir un vientre plano.

Las opciones van desde métodos completamente invasivos, hasta reconstrucciones totales de la zona abdominal.

Como toda intervención quirúrgica, esta opción representa un riesgo latente para cualquier persona, por eso se recomienda siempre acudir con expertos calificados en medicina y contar con los recursos necesarios en quirófano para atender cualquier emergencia.

La asesoría y un chequeo médico integral, son aspectos que te ayudarán a definir qué tratamiento es el que más te conviene.

Masajes y terapias físicas

Otro de los tratamientos más utilizados para dar firmeza y lozanía al abdomen de la mujer son los masajes que se concentran en esta área.

Algunos son complementados con terapias como drenajes linfáticos o inyecciones que promueven la eliminación de grasa de forma natural.

Por sí solos, los masajes difícilmente pueden arrojar los resultados deseados, así que si tu meta es conseguir abdominales de acero, tendrás que acompañar los tratamientos con una dieta sana y ejercicios.

Máquinas de ejercicio localizado

Afortunadamente, en el mercado existe una amplia gama de aparatos y máquinas para estimular el trabajo muscular de la zona abdominal.

Con algunas, puedes ejercitar varios grupos de músculos a la vez, como glúteos y piernas, abdomen y brazos.

Sin embargo y dada la altísima demanda de productos relacionados a la belleza del abdomen, muchos de estos aparatos ofrecen diseños especializados en ejercitar la zona de la que estamos hablando.

Lo ideal es combinar estas máquinas con los ejercicios cardiovasculares y una sana alimentación.

Como marcar los abdominales de una mujer

Rutina para principiantes

Antes de embarcarte en la travesía por unos abdominales de ensueño, es importante saber que no se trata de un solo músculo, sino de una zona que agrupa a varios.

De ahí, la importancia de identificar tus necesidades para concentrar el esfuerzo de tus rutinas en los músculos que más lo requieran.

  • La Plancha: Uno de los ejercicios más completos para trabajar toda el área es éste, por el gran esfuerzo que demanda. Tendida sobre el suelo, apóyate en antebrazos y con la punta de los pies impulsa hasta levantar el cuerpo, sin encorvar la columna. Concentra la fuerza en tu abdomen. Realiza tres repeticiones y sostén la postura durante 30 segundos.
  • Crunch: Acostada boca arriba, flexiona las rodillas y apoya los pies en el suelo e intenta elevar y torcer el torso para tocar rodillas y codos alternando a un lado y al otro. Con tres series de 20 repeticiones, será más que suficiente.
  • Elevación de piernas: Para terminar, extiende todo tu cuerpo acostada en el suelo, y reposa las manos bajo la cadera o la cabeza. Respira profundo y cuando estés lista, eleva ambas piernas rectas, conservando un ángulo de 60 grados con respecto a la cadera. Contrae y deja caer al suelo con cuidado de no provocarte una lesión en tus extremidades inferiores. Haz tres series de 15 repeticiones.

Casos excepcionales

Los ejercicios para tonificar abdominales, tales como los hipopresivos no deben ser ejecutados por mujeres embarazadas.

Tampoco se recomiendan para las personas con tensión arterial elevada, ya que al contener la respiración se aumenta la presión sanguínea.

No así, para el período posterior al parto, cuando la mujer desea recuperar la tonicidad perdida tras dar a luz.

Vota el articulo

Deja tu comentario